Primero fué un autito LandRover a escala 1:24, luego la posta ha sido seguida por varios juguetitos de plástico (especialmente animalitos) ansiosos por recorrer el Perú :D

miércoles, febrero 14, 2007

Islas Palomino: 11 de Febrero

Esta vez con la gente del grupo Andex :D

El punto de encuentro fué la plaza Grau del Callao antes de las nueve de la mañana. Al principio el día estuvo algo nublado, pero después empezó a salir el sol. Eran más de cuarenta personas, felizmente todos cupieron en las dos lanchas que se contrataron, pertenecientes a Marina Dragon.

En esta salida mi dueña se encontró con el señor Raúl, quient ambién estuvo en el viaje a Tingo María el año pasado. También hizo dos nuevas amigas: Carolina y Carla.

Photobucket - Video and Image Hosting

La vista desde el puerto :)


Las lanchas abandonaron el puerto a eso de las diez de la mañana, desde el mismo punto en donde se encuentra el museo del Submarino Abtao.
Navegamos durante algo más de una hora. Las Islas Palomino en realidad son islotes, y están detrás de la Isla San Lorenzo por lo que no se las ve desde el Callao. Han sido tomadas por centenares de lobos marinos y aves de diversas clases (llegamos a ver gaviotas y pelícanos, bandadas de ellos volando alrededor de las lanchas) quienes las han convertido en su hogar. Un lobo marino puede llegar a pesar 400 kilos y son generalmente las hembras y los jóvenes los que salen al mar, los machos adultos se quedan en tierra cuidando su territorio... aunque es difícil imaginar un "territorio" qué proteger ya que a los lobos marinos se los ve apretados muy juntos en lso islotes.

En este punto quienes saben nadar pueden entrar al mar a dar el encuentro a los lobos, quienes no saben nadar del todo bien pueden meterse con los salvavidas, y quienes no saben nadar pueden permanecer en las embarcaciones, hay para elegir :)

Como hay tantos lobos marinos el olor es bastante fuerte y el agua está repleta de pedacitos rosados de carne de pescado. Los lobos marinos son animales inofensivos, incluso muestran temor a los seres humanos ya que se mantienen a cierta distancia. Lo más cerca que estuvo mi dueña de ellos fué cuando uno saltó por detrás haciéndola exclamar:
- ¡Me lleva el diablo! ¿qué fué eso?

Las fotos del viaje están akí. Mi dueña entró al mar sólo con el bikini, el agua no es fría por lo que no se necesita el traje térmico y ella tampoco necesita un salvavidas. Como ella fué una de quienes permanecieron más tiempo nadando con los lobos no tenemos fotos de la gente en el agua con ellos :(
Uno de los chicos tenía un kayat el cual se lo prestó a los nadadores por turnos. Manejar un kayat no es tan fácil como parece, mi dueña golpeó a un par de cabezas con el remo (!!) .

Luego tomamos rumbo hacia la isla Frontón, rodeada de un mar tranquilo, casi sin olas y varios botes, lanchas e incluso yates. En esta isla disfrutamos de unas horas de playa y descanso. La playa es limpia, con muchas algas y alejada de las multitudes y el bullicio de las costas citadinas.
Perfecta.

- Sólo falta que por aquí pase un heladero - dijo Carla.

Aprovechamos para almorzar, nadar, montar en kayat, y a jugar matagente con una pelota que se mojaba y se cubría de arena (ouch!).

Photobucket - Video and Image Hosting
So tiny in this big world....

El regreso fué un poco más movido. Como las cuerdas de las anclas de nuestras dos lanchas se enredaron, éstas tuvieron que dar vueltas una en torno a la otra para descenredarlas lo cual tomó varios minutos. En el trayecto íbamos en contra de la corriente por lo que el agua salpicaba mucho y casi todos terminaron empapados. Parte de la aventura.

Estuvimos de regreso a eso de las cuatro y media de la tarde. De allí fuimos con la gente de Andex a donde otro amigo: Raúl, que estaba dirigiendo las obras para un apartamento en La Punta frente a la escuela naval. Allí nos dividimos en dos grupos: quienes querían comer pollo y los que querían comer pescado. Como estábamos en el Callao, cerca al mar, no cuadraba mucho comer pollo así que Yelinna se decidió por el pescado, aunque éste es bastante más caro, pero valió la pena.

Conversando acerca de distintas cosas: autos, lo buena idea que es reutilizar la madera de pino de una casa en demolición, los partidos con otros grupos como AirePuro, etc. avanzaron las horas y cuando partimos a casa ya eran las ocho de la noche.

2 comentarios:

FERNANDO dijo...

hola yelinna.
bacan tu blog y enlaces. soy curioso pero no pense leer y ver tanto. interesante todo. como hiciste el montaje con el carro? llevas el carrito en tu bolsillo??? Ah la isla de la playa (cabezo) donde desembarcamos es en san lorenzo no en el fronton.

El Autito dijo...

Gracias por la corrección, yo no puedo acordarme de absolutamente todo.

El carrito suele ir dentro del canguro que llevo a la cintura y del que suelo colgar la cámara y el reloj :)


Yelinna